Enfrentando el diagnóstico: Mi mascota tiene cáncer… ¿Qué debo hacer?

Llega el día y el veterinario te confirma que ese malestar y ese ver "raro" a tu compañero de vida más peludo, tienen un nombre: cáncer. Hemos querido preguntar a nuestro veterinario Ricardo Ruano, oncólogo veterinario del Hospital Veterinario Mediterráneo, que nos de unos consejos para superar quizás el primer momento del tratamiento: asumir la enfermedad de tu perro o gato. 
En el doloroso camino de descubrir que tu querida mascota ha sido diagnosticada con cáncer, es natural sentir una avalancha de emociones. La incertidumbre y la preocupación pueden ser abrumadoras, pero recuerda que no estás solo. Aquí hay algunas pautas que podrían ayudarte a afrontar la situación y brindar el mejor cuidado posible a tu compañero peludo.

1. Obtén un diagnóstico completo:

Antes de tomar decisiones, es crucial obtener un diagnóstico detallado. Consulta con tu veterinario para entender la ubicación y la gravedad del cáncer. Esto servirá como base para planificar el tratamiento y evaluar las opciones disponibles.

2. Consulta a un Especialista:

Considera la posibilidad de buscar la opinión de un oncólogo veterinario. Nosotros estamos especializados en el tratamiento del cáncer en animales y podemos proporcionar información valiosa sobre las opciones de tratamiento y el pronóstico.

3. Explora opciones de tratamiento:

Una vez que tengas el diagnóstico completo, discute con tu veterinario las posibles opciones de tratamiento. Estas pueden incluir cirugía, quimioterapia, radioterapia u otras terapias específicas para el tipo de cáncer de tu mascota.

4. Evalúa la calidad de vida:

Es esencial considerar la calidad de vida de tu mascota al elegir el curso de tratamiento. Discute con tu veterinario los posibles efectos secundarios y cómo estos pueden afectar el bienestar general de tu amigo peludo.


5. Proporciona apoyo emocional:

No subestimes el impacto emocional que el diagnóstico de cáncer puede tener en ti y en tu mascota. Brinda consuelo y atención adicional a tu amigo peludo, y no dudes en buscar apoyo emocional para ti también si lo necesitas

6. Cuida de sus necesidades diarias:

Mantén una rutina estable para tu mascota. El amor y la atención constantes pueden tener un impacto positivo en su bienestar general. Asegúrate de abordar sus necesidades físicas y emocionales.

7. Considera la calidad de vida en el largo plazo:

A medida que avanza el tratamiento, evalúa continuamente la calidad de vida de tu mascota. Si el tratamiento ya no mejora su bienestar, es posible que debas tomar decisiones difíciles sobre la continuación del tratamiento.

8. Crea recuerdos y disfruta el tiempo juntos:

Aprovecha al máximo cada momento con tu mascota. Crea recuerdos, disfruta de su compañía y celebra las pequeñas alegrías diarias.

Afrontar el cáncer en tu mascota es un desafío emocional y físico, pero recuerda que estás haciendo todo lo posible para brindarle el mejor cuidado. Consulta a tu veterinario de confianza, nosotros estamos aquí para ayudaros, toma decisiones informadas y, sobre todo, llena cada día con amor y compasión. Tu mascota siempre apreciará tu apoyo incondicional en este viaje difícil.